Las 3 Reglas para Lograr un Nuevo Hábito en tu Vida

Todos los juegos tienen reglas que hay que seguir y conocer estas reglas es fundamental para poder ganar. Lo mismo pasa con  los hábitos, si sabemos algunas de las reglas, el cambio aún es más fácil.

¿Quieres saber cuáles son las reglas?

Siempre ten una pequeña lista de metas para alcanzar, cuando completes una sigue con la otra.

Iniciar un cambio, parece complicado, pero esto es solo al principio, así que relájate porque en poco tiempo, podrás incorporar más y mejores hábitos en tu vida, solo diviértete, disfruta y aprende de este cambio positivo que estas por lograr.

¿Cuántos hábitos puedo incorporar a la vez?

Creo que no hay una respuesta única para todos ¿Por qué?

Porque incorporar un hábito es una habilidad que se desarrolla con el tiempo, esto quiere decir que en un principio, podría también tomar más dedicación para formar nuevos hábitos, pero conforme pasa el tiempo será cada vez más rápida.

PRIMER REGLA: EMPIEZA CON UNA META A LA VEZ

Cada quien tiene diferentes habilidades, y tal vez para algunos serán poco más complicado, mientras que para otros mucho más fácil. Esto ocurre porque además de que el hábito es una habilidad desarrollada, también depende de la magnitud de los hábitos que se estén incorporando. Por ejemplo, salir a correr cada mañana, puede parecer que llevará mucho más esfuerzo que la construcción de un pequeño hábito como lavarse los dientes, ya que correr requiere de más energía y fuerza de voluntad. Pero, habrá hábitos más complicados como dejar de fumar, el cual es aún más difícil que correr por las mañanas.

Al final, todo se reduce en probar y monitorear el avance, si no hay mucho progreso con una meta será necesario seguir repitiendo esa acción hasta que la domines.

¿Cuánto tiempo se requiere para incorporar un nuevo hábito?

Es necesario emplear una “cadena de Metas”, el cual es calendario, para marcar, si cumpliste con la meta ese día. Si aún no estás usando esta “Cadena de Metas” para monitorear tu progreso puedes crearla, con una simple de tabla de Excel o Word.

SEGUNDA REGLA: EVALÚATE CADA 21 DÍAS

Si durante este tiempo no has roto la cadena (has cumplido todos los días con esa meta), pero sobre todo si tú consideras que ya no te genera mucho esfuerzo esa meta, es el momento de incorporar una nueva. Si después de 21 días aún te genera un esfuerzo, quiere decir que aún no estás listo para incorporar una nueva meta. Espera otros 21 días para volverte a evaluar.

Una nueva meta debe ser también una meta ultra-especifica. Por ejemplo:

  1. Si estoy corriendo 10 minutos diarios, aumenta a 20
  2. Si estoy comiendo 1 pieza de fruta al día, aumenta 1 porción de verduras

Pero, ¿Por qué 21 días? 

Al parecer la primera persona que hablo sobre los 21 días fue el doctor Maxwell Maltz en su libro el cuál en 1960 fue todo un éxito. Él se dio cuenta que sus pacientes tardaban 21 días para dejar de sentir la conocida “sensación fantasma” después de la amputación de una extremidad.

Esta teoría NO es la verdad absoluta, como dije cada quien es diferente y por eso es importante evaluarte a ti mismo para saber cuándo estas preparado para incorporar un nuevo hábito. Los 21 días solo eran una estimación de adaptación a un cambio, pero no siempre se logra incorporar un hábito durante este tiempo. Por eso nosotros solo usamos esos 21 días como parámetro para re-evaluarnos y ver si estamos listos para incorporar un nuevo hábito, o simplemente necesitamos más tiempo.

Un estudio reciente, intento investigar cuánto tiempo en realidad se necesita para formar un nuevo hábito. Para descubrirlo se examinaron los hábitos de 96 personas durante un período de 12 semanas. Cada participante eligió un hábito (desde tomar agua hasta correr por las mañanas) y se auto monitorearon durante todo el estudio, para verificar si en verdad cumplieron con la acción diaria o no.

Los resultados mostraron que en promedio, la automaticidad de la acción, en donde ya no genera esfuerzo hacerla, se alcanzó después de 66 días. La acción se había convertido en lo más parecido a un hábito después de 66 días.

Hubo una marcada variación en el tiempo que los participantes en formar un nuevo hábito, algunos lo lograron incluso en 18 días mientras que otros requirieron mucho más tiempo. Algunos hábitos eran más sencillos de incorporar como beber un vaso diario de agua, pero hacer 50 abdominales por la mañana  requiere más dedicación y tardó un poco más en recuperarse.

Las repeticiones constantes son las que nos dan ventaja para generar un hábito.

¿Cuál es la tercera regla?

Hasta aquí ya sabes que, cuando empiezas con 1 nuevo hábito, puedes usar los primeros 21 días para evaluarte, si no estás listo para incorporar un nuevo hábito no hay que entrar en pánico, porque, la duración de la formación de hábitos difiere en función de lo que eres y lo que estás tratando de hacer.

TERCER REGLA: DESCUBRE LA MEJOR TÉCNICA TÚ MISMO.

Si eres consistente con la acción, se formará un hábito nuevo. La mejor técnica esta en tus manos, porque tú te conoces mejor que nadie y puedes crear una estrategia que se adapte a tu vida perfectamente.

Para saber si eres constante con tu nuevo hábito, usa la cadena de metas, para monitorear tu avance. Cada día anota si cumpliste con tu meta, de no ser así explica porque y al final del mes suma tus logros.

En Resumen

  1. Empieza una meta a la vez
  2. Evalúa cada 21 días. Sí has cumplido con esa meta durante los 21 días, y no te genera esfuerzo esa acción, puedes incorporar una nueva meta.
  3. Descubre tu propia estrategia.

Fuente: http://www.habitualmente.com/reglas-para-cambiar-de-habitos/

Posted in:

Deja un comentario